fbpx

Rompe con tus miedos y ¡Emprende!

Cada día es más común encontrar personas que desean emprender con una idea que, en su mente, es la idea ganadora. Generalmente, el emprendimiento está asociado a una idea, una habilidad o una pasión. Y cuando estos tres elementos se fusionan, estaremos frente a lo que puede ser una empresa exitosa naciente.

Buscar opciones de desarrollo profesional, unido a la idea de ayudar a lograr cambios o transformaciones en la calidad de vida de los futuros clientes, ha tomado una importancia y un auge en la actualidad, que se convierte rápidamente en una opción para muchos, sean jóvenes o no tan jóvenes, que están sedientos de desarrollarse a nivel personal y profesional, generando aportes y marcando la diferencia en el mercado en el que deseen desarrollarse.

De igual manera, es común encontrar personas reunidas en un café, platicando sobre sus negocios. He visto corredores de seguros atendiendo a sus clientes en un centro comercial, también compradores y vendedores de bienes raíces alrededor de un corredor inmobiliario, y hasta bosquejos en una mesa dibujados en páginas sueltas que se convertirán más tarde en un negocio operando.

Pero no todo sucede en los expendios de café, también se han desarrollado los espacios de coworking que son muy funcionales para obtener una dirección física, reducir los costos y porque no decirlo, eliminar la soledad del emprendedor al compartir un espacio con otros creyentes de sus habilidades personales que se mantienen en sintonía. Estos espacios compartidos de trabajo, nacieron en Estados Unidos para los vendedores freelance que necesitaban espacios para reunirse con clientes potenciales, servicios de internet y las demás comodidades que una oficina propia puede brindar, con la diferencia que los costos son mucho más bajos. Además, es mucho más productivo trabajar en espacios compartidos que en casa, ya que elimina las distracciones del hogar que se quedan ahí a la espera del retorno del emprendedor. La idea de un espacio compartido de trabajo, se ha extendido con una velocidad increíble, extendiéndose en América Latina y en Europa. Hoy puedes tener una oficina en tu país natal o bien, en varios países a la vez. Todo es de acuerdo a tus necesidades.

Existen también escuelas de aprendizaje empresarial, financiero, de marketing y de ventas, que se adaptan a las necesidades de los diferentes tipos de emprendimientos,  pero con una función única: Ayudar al emprendedor en todo lo que necesita conocer y las nuevas habilidades que tiene que desarrollar para que su idea o modelo de negocio prospere en el tiempo esperado. 

Enseñan, en caso de no saberlo, cosas simples e importantes tales como preparar un plan de trabajo, hacer campañas de marketing digital, crear y manejar los presupuestos y los pasos que se dan en la venta directa. 

Estas escuelas de aprendizaje están, por lo general, al alcance de los emprendedores. 

Y si esto no bastara, también hay instituciones y ONG's que ofrecen capital semilla con tasas blandas a los proyectos que están buen diseñados y que prometen un buen retorno del capital.

Cómo verás, hay muchas personas que se aventuran en una idea de negocio y que pueden estar a tu lado apoyándote en todo. Saber compartir conocimiento y experiencia, es lo que permite que la comunidad internacional de emprendedores, se fortalezca cada día más. Puedes estar seguro que un emprendedor genuino siempre estará dispuesto a ayudarte.

Sin embargo, parece que he descrito el país de las maravillas y todos deberíamos emprender pues tenemos a nuestra disposición recursos, herramientas y personas que nos ayudarán. Y esto es totalmente cierto. Sin embargo, cuando dejas un empleo para emprender, hay cosas que deben cambiar, pero no en tu entorno, sino en tu interior.

No es lo mismo esperar un cheque cada 15 y 30 de mes que salir a la calle a buscar ese dinero, más aún, no es lo mismo que te paguen un salario a tener que producir en dinero para pagar los salarios que alimentan a las familias de tu equipo de trabajo. La responsabilidad es completamente tuya cuando emprendes, y es ante estas variables que muchos se quedan estacionados en un trabajo que no les gusta, ganando un salario que no les satisface, por el miedo a no lograrlo, por el miedo a fracasar. 

Ojalá solo fuera el miedo que ya tienes cuando deseas emprender, pero no es así. También hay personas que están cerca de ti que parecen jueces, y te dicen qué es lo que si puedes hacer y qué es lo que no puedes hacer. Y algo que no puedes hacer, dicen ellos, es dejar la seguridad por la incertidumbre.

Este día llegó a mi un pensamiento maravilloso: Quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida pero no vivir. Y he de decir que tiene mucha razón. Todo aquello en lo que justificamos nuestros miedos a arriesgarnos en algo que deseamos, son aparentes seguridades, mismas que en cualquier momento pueden desaparecer. Como seres humanos, siempre buscaremos la seguridad en todo lo que hagamos, o siempre nos aferraremos a lo que creemos seguro. Por ejemplo, ¿Cuántos años te faltan para la edad de retiro? ¿Ya tienes lo suficiente en dinero o rentas para prever una vejez prolongada o no has iniciado aún a crear tu fondo de retiro? Esa es una seguridad que tú construyes. Igual es tu emprendimiento, tú lo construyes, tú lo desarrollas, y créeme que tienes total capacidad para hacerlo.

Emprender es una decisión personal que involucra tu compromiso a dar el todo por el todo para desarrollar una idea desde cero, involucra tu compromiso con tu crecimiento personal, con el manejo de tus emociones, con tu capacidad de planificar, con el aprendizaje continuo que debes tener.

Emprender es un privilegio de los que se arriesgan a construir sus resultados más allá de sus miedos, o de las opiniones de los demás.

Que no te extrañe que aparezcan en tu puerta muchos expertos que te digan cómo se deben hacer las cosas (aunque ellos no se hayan arriesgado jamás) Debes tener el coraje de creer en tu idea, en tus propias habilidades y en lo que tu corazón te invita a realizar.

Yo no me canso de repetir en mis entrenamientos de ventas que en ventas, todo es aprendido. Y así como lo es en la ventas, lo es en todo. Cuando tú y yo nacimos, no sabíamos nada de lo que hoy conocemos. Lamentable es que escuchemos más la voz del no puedo que se impone sobre la voz de los sueños, por el simple temor a fracasar. ¡Enfrenta tu miedo y emprende! Si es lo que deseas, ¡hazlo!

Todo lo que es escrito en esta entrada del blog es para hacerte ver dos cosas: La primera es que somos muchos los que caminamos por las calles del emprendimiento y hay recursos a nuestro alcance en logística, aprendizaje y herramientas para poder hacerlo con mayor facilidad. Y la segunda, es que enfrentes tus miedos al fracaso y a los que opinan los demás. Y para eso, quiero regalarte de la misma manera que mi amigo Jorge Estrada, un coach de Guatemala, me regaló a mi esta semana. La manera en la que puedes romper con tus miedos es el método OPA.

De manera consciente, escribe los OBJETIVOS que persigues al emprender, qué es lo que deseas, qué harás, a quién ayudarás. Sé lo más específico posible. En segundo lugar, escribe los PROPÓSITOS que tu emprendimiento tiene, que lograrás, en quién te deseas convertir, cómo impactarás a los que amas y a los que ayudarás. Y por último, toma ACCIÓN. Una idea sin acción, simplemente no funciona. Además, en este rubro, debes definir que acción tomarás para aprender lo que necesites aprender. No lo dejes en intención, emprende y aprende, y no esperes a saber todo lo que necesitas para emprender, porque en el camino, deberás estar aprendiendo todo el tiempo.

Cuando escribas los elementos OPA y los leas, te aseguro que tus miedos desaparecerán o al menos, se reducirán a niveles mínimos. Así que no esperes más, recuerda que el exceso de análisis genera parálisis. ¡Rompe con tus miedos y emprende! Tu momento es ahora. Y yo sé que ¡TÚ PUEDES HACERLO!

Si esta información te ha gustado o te ha servido, ayuda a aquellos que sabes que necesitan leer estas palabras y compártelo en tus redes. Te agradezco tu tiempo y pronto seguiré hablando de este tema. Mantente pendiente.

Si quieres mejorar tu técnica de ventas, te invito a que ADQUIERAS EL PROGRAMA DE VIDEOS VENDER VENDIENDO, en el que te describo paso a paso, el proceso de la venta personal. Déjame ayudarte en tu formación en las ventas. Comprométete con tu propia historia de éxito y toma acción ya. ¡Emprende!

Nos vemos pronto.